Gabriel dice

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/weblogs/public_html/uruguay/includes/unicode.inc on line 291.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/weblogs/public_html/uruguay/includes/unicode.inc on line 291.
Syndicar contenido
algo parecido
Updated: hace 5 años 24 semanas

Fondo

Mié, 23/11/2011 - 12:49

Acá cerca hay alguien aprendiendo a tocar la trompeta. Recién está empezando. Cuando descansa, a veces canta.
Canta como si lo estuvieran escuchando. Canta muy bien. Me sorprendió algo de Jaime Roos bastante poco conocido. Esas canciones tipo Pirucho que tiene, que a mí me encantan. Son buenas para cantar bardeando.

Una cosa te quiero pedir: no hagas escalas con la trompeta. Cansan. Seguí con el otro ejercicio. Ese suena bien aunque lo toques así, desinflado. Ah, también tenés un tambor, mirá qué lindo.

Yo pensé que estaba solo, escribiendo. Con los días voy descubriendo una hermandad. Porque éste de la trompeta no es el primero. Hay otro más lejos que escucha guitarras todo el tiempo. La otra vez estaba con algo que pensé que nadie conocía. Unos temas que grabó Santaolalla, tipo altiplano, instrumentales.

Qué pulmones tiene el trompetista. Dios le conserve.

Categorías: Lo último UY, Personal

Dos barcos

Lun, 21/11/2011 - 16:02

En el sueño, Raúl está encargado de los residuos de pollo, que por alguna razón, van en un contenedor aparte. Abre con una llave algo parecido a un garaje familiar con una puerta persiana de madera. Saca el contenedor con rueditas y lo deja en mitad de la calle. Pienso que está loco, va a provocar un embotellamiento o accidentes. Pero no, está todo calculado. Pasa el camión que comprime la basura, carga el contenedor que muestra el logo de la empresa y devuelve un rectángulo de cartón que Raúl coloca en el garaje junto a los otros. No se porqué hace este trabajo. Su actitud me muestra dos cosas irreconciliables: que se le acaba de ocurrir y que lo hace hace tiempo, como una forma de colaboración ciudadana.

Hasta ahora estaba tan concentrado siguiendo sus movimientos que no me di cuenta que a la derecha hay una vista panorámica de un puerto con muelle muy antiguo. Raúl trata de mostrarme algo y lo sigo. En todo momento parece estar un paso adelante.

Hay dos barcos de madera enormes, uno al lado del otro. Su recuerdo me provoca, ahora de mañana, una emoción rara. Eran reales, como de un pasado efectivo y no de un sueño. Los barcos tienen una presencia que me deja sin respirar. Raúl me llevó ahí porque quieren decirme algo.

Una mujer, de unos cincuenta años, que viene de una embarcación más chica, trata de conseguir pareja de un modo rápido, pero nadie parece querer dejarse seducir por un discurso tan agresivo. Voy por el muelle para seguir un rato solo y contemplar. Ya estuve aquí, me digo. Los barcos me están gritando. Raúl corre hacia el bote de la mujer, que ya sale, sigue su camino. Parece que se quedó con algo de él. Quiere treparse, pero desiste y hace una mueca resignado.

Categorías: Lo último UY, Personal

Me mudo a la lengua, porque ahí no falta

Sáb, 12/11/2011 - 16:24

Si el pájaro no viniera a cantar no se qué haría, ay, no se que haría.
El viento volcó la tapa del tanque de agua para que el pájaro viniera. Pero nosotros compramos otra. Atamos alambre y enganchamos pulpos. El pájaro siguió apareciendo cada mañana, de onda. O porque lo precisaba. O el pájaro no vino más y lo inventé.

Si no tuviera ojotas no se que haría, ay, no se que haría.
La primavera se llevó mis ojotas, que andaban en las últimas. Una baldosa practicó la eutanasia sobre mis ojotas. Tuve que volver a mis zapatos y usarlos en el puro verano hasta que no aguanté. Al terminar el último vaso de agua con hielo me dediqué a los pies. Tomé un curso para sentir la humedad. Como una planta.

Categorías: Lo último UY, Personal

El mar en la superficie

Lun, 07/11/2011 - 09:27

Las posibilidades son fantasmas que luchan por reconocimiento.
Hay quien se concentra en una y la trabaja al frente, derecho. No siente curiosidad de mirar a los costados.
Los que tratamos de hacer un seguimiento a todas las posibilidades, tenemos problemas distintos. Es difícil enfocarse.
El placer de escuchar varios instrumentos al mismo tiempo. Nos aburrimos cuando la guitarra hace un solo. Lloramos por una armonía. Esa es la cocina donde nos gusta vivir. Los avances son milimétricos. Estar en red escuchando acostado, con apenas un contacto en la espalda, dejándose llevar con los movimientos.

Categorías: Lo último UY, Personal

Gud

Mié, 02/11/2011 - 20:17

Hay una cantidad de gente.
Los veo venir. Después de saludar, los intuyo. No por cuestiones de apariencia. Más bien es cierto tipo de sonrisa, de forma de pensar que va cargando personalidad hasta que en cierto nivel debo reconocer que es integrante. Un abrazo, viejo, venga para acá que lo presento con los demás.

Categorías: Lo último UY, Personal

Tanta vida en cuatro versos

Lun, 31/10/2011 - 21:26

La película era así. Había un amigo patético ayudando a su amiga en la mudanza número cinco de su corta vida adulta. Pero dinámica en lo afectivo. El tipo muy enamorado y ella que no lo mira de esa manera. Perdonen el vocabulario. Hasta que claro, aparece otra mujer que resulta candidato para el perejil y a ella, la mudancera, le vienen celos de no disponer tan rápido del arrastrado.
Acá sigue pasando lo de Zitarrosa. Nada ha cambiado. Una por mí se moría. Yo me muero por usted. Usted se muere por otro. Qué mundo tan al revés.

Categorías: Lo último UY, Personal

Crisantemo

Vie, 28/10/2011 - 10:02

Será uno de esos días que me siento a vaciar el monedero golpeándome la oreja como un sonajero para echar palabras por la otra.

golpeándome la oreja
como un sonajero
contra un casco de botella
contra un crisantemo.

Tengo intenciones de empezar, desde el momento que me ato los cordones de los zapatos, a subir las antenas para escuchar, ver, oler todo de nuevo.

golpeándome la oreja
como un sonajero
contra un casco de botella
contra un crisantemo.

Deletear conclusiones anteriores.
Tampoco se trata de cruzar 18 con los ojos cerrados.
Más bien es oír los tonos de voz borrando las asociaciones.

Categorías: Lo último UY, Personal

Tarea para el hogar

Mié, 19/10/2011 - 19:54

Investigar los motivos al actuar. Rotar. Buscar procedimientos, programaciones. Analizar las situaciones. Ver como funciona. Elegir o dejar como está.

Hacer un cuadro con flechas y esas cosas. Cuando hay más de una motivación, tratar de establecer porcentajes, como una guía. Dejar leudar. Corregir. Dejar leudar. Corregir.
Dejar leudar.

Categorías: Lo último UY, Personal

Mientras Piazzolla

Mié, 28/09/2011 - 11:43

Buenos Aires. Mil novecientos setenta y algo. La lluvia se retira del piso del patio. Ganan sitio los lugares secos. Quedan islas de agua, resistiendo. Se levanta viento porque limpia el cielo. Oscurece el techo. Apago la tele blanco y negro. Sale olor de la cocina. La radio queda prendida contra el silencio. Y aparece él con sus sonidos. Pregunto y papá me dice: se llama “adiós nonino” y la compuso para el padre. Al ver mi cara rara muda aclara: una forma de decir Nono. Traigo a mi cabeza al abuelo, que no era mudo, pero hablar no se le daba. Algo que le costaba hacer. No le gustaba mucho. Yo no se si papá escucha el tema, o está conmigo y el abuelo, pero algo así nos pasó a los tres, mientras Piazzolla.

Categorías: Lo último UY, Personal

Gerencia

Jue, 01/09/2011 - 22:27

La cabeza se refugia en el placer de cruzar información. Descubrir cosas. No puedo detenerme mucho en ninguna.
Quizás este sea un trabajo. Escupir bombitas de vidrio y depositar en caja individual hasta que alguien las lleve.
Si no funciona, bueno: hacemos una muestra. Una venta de garaje. Rotulamos, las ponemos en fila. En cada tarjeta, sugerencias para el uso.

Categorías: Lo último UY, Personal

Ciudad de la plata

Mar, 23/08/2011 - 12:11

Llegué al apartamento y encontré libros por todos lados, en los sillones, en el baño, en la cocina. Estaban marcados con billetes de 500 y 1000 pesos, que sobresalían orgullosos en los puntos de lectura. Cuando le pregunté, argumentó que su profesor usaba dólares y euros. Pero billetes de 1, le dije. Ah bueno -me dijo- yo no tengo.

Categorías: Lo último UY, Personal